Colorimetría piel ¿Sabes qué color te favorece más según tu tono de piel?

En muchas ocasiones, cuando queremos acertar con un outfit, nos preocupamos mucho por los diseños, el tipo de tela, o por los complementos. Sin embargo, es muy importante valorar el tono o color que vamos a elegir para nuestro diseño, pues, como demuestran algunos estudios, combinar bien nuestro tono de piel y el color elegido de nuestro atuendo, asegurará que tengamos éxito en nuestros eventos.

Para saber qué tipo de colores nos favorecen más, primero, debemos aprender a conocer nuestra propia piel. Lo más importante, será identificar nuestro tono de piel. Para poder hacerlo bien, vamos a tener en cuenta tres importantes elementos: el tono de piel, el color de los ojos y el color del pelo.

Referente al tono de piel, diferenciaremos tonos de piel cálidos y, tonos de piel fríos.

PERSONAS CON TONOS CÁLIDOS (Colorimetría piel cálida)

Son personas que tienden a disponer de una piel más amarillenta con varias tonalidades o matices. Desde los tonos más claros (blanco, marfil…) medios (beige claro o durazno), y más morenos (dorado, beige tostado…).

Suelen tener ojos claros con diferentes tonalidades que pasan por el turquesa, verdes agua, verde claro, ámbar o color miel hasta los castaños oscuros. Este tipo de color de ojo, siempre lleva una pequeña mancha o beta dorada.

Colorimetría cabello: Referente al cabello, puede tener tonos desde el rubio dorado hasta el rojo profundo, pasando por los castaños y cafés oscuros con rayos rojizos o dorados.

Colorimetría aplicada al aspecto personal
Colorimetría aplicada al aspecto personal y colores de la vestimenta
Colorimetría aplicada al aspecto personal
Colorimetría aplicada al aspecto personal y colores de la vestimenta
Colorimetría aplicada al aspecto personal
Colorimetría aplicada al aspecto personal y colores de la vestimenta

PERSONAS CON TONOS FRÍOS (Colorimetría piel fría)

Son personas que tienden a una piel rosada, con toques azulados o verdosos, con tonos más claros (porcelana, pálidos o rosados claros) medios (beige neutro, café verdoso o color olivo) y finalmente, más oscuros (tostados, verdes grisáceos o marrón).

Suelen tener los ojos con tonalidades que van desde el gris hasta el azul hielo, pasando por verdes grisáceos, cafés o marrones oscuros e incluso negros.

Referente a colorimetría pelo, el cabello siempre tiene un tono cenizo (sin reflejos o tonos de luz) tirando a tonos azulados, o completamente blancos e incluso negro azabache.

En ocasiones, nos vamos a encontrar en la tesitura que tener que combinar características de ambos tipos de tono, por lo que nos costará un poco más acertar en la elección de nuestra gama de colores.

Para ello y siempre buscando nuestra mejor opción en este análisis de colorimetría personal, seguiremos la teoría del color de las cuatro estaciones: las personas de tonos cálidos se dividen entre la primavera (cuando el color del pelo es claro) u otoño (cuando el color del cabello es oscuro). Sin embargo, las personas con tonos fríos se dividen en verano (cuando el pelo es claro), o invierno (cuando el color del cabello es oscuro).

INVIERNO:

Tonalidad de piel fría (clara), pelo oscuro (negro, pero también rubio oscuro, castaño cenizo, canoso). Ojos negros, marrón oscuro o azul glacial.

  • Colores que favorecen: Colores fríos intensos, y con contraste, como: negro, blanco, gris, rosa, fucsia, rojo, vino, morado oscuro, plata, amarillo, verde botella o esmeralda, azul eléctrico y azul royal. Le favorecen los neones.
  • Colores que no favorecen: Tonalidades anaranjadas, beige y dorado.

VERANO:

Tonalidad de piel fría (clara), pelo claro (de rubia ceniza a oscuro). Ojos claros (azul, azul grisáceo, verde, avellana).

  • Colores que favorecen: Colores suaves y pasteles. Amarillo pálido, morado, violeta, rosado palo. Y tonos más vibrantes como rojo, fucsia o frambuesa. Los verdes en tonos suaves, sobre todo la verde menta. Los azules son un gran aliado, ya que favorece el azul cielo, azul pastel, azul noche y azul marino. También los tonos neutros como el blanco o gris.
  • Colores que no favorecen: Naranja, beige, amarillo verdoso, tonos terrosos.

PRIMAVERA:

Tonalidad de piel cálida (dorado, melocotón), pelo claro (rubio, castaño claro, pelirrojo). Ojos verdes, azules o marrón dorado.

  • Colores que favorecen: Colores cálidos, tonos tierra, rosado, salmón, naranja, amarillo, albaricoque, rojo anaranjado, marrón, marfil, verde limón, azul vibrante y turquesa. Le favorecen tonos pastel y colores brillantes.
  • Colores que no favorecen: Blanco, gris oscuro, ocre, azul oscuro y granate. Debes evitar los colores apagados como en negro.

Echa también un vistazo a las últimas tendencias en decoración primaveral para saber qué colores son tendencia, así cuadras todo tu entorno y a ti misma/o con él.

OTOÑO:

Tonalidad de piel cálida (melocotón, amarillenta), pelo oscuro (castaño oscuro, cobrizo, pelirrojo). Ojos marrón oscuro, verde, turquesa, ámbar.

  • Colores que favorecen: Tonos tierra y cálidos, marrón, terracota, burdeos, rojo, verde oscuro y oliva, amarillo ocre, bronce, beige, azul turqués, naranja, crudo, coral, mostaza, camel, caqui y rosa cálido.
  • Colores que no te favorecen: Colores fríos como el azul grisáceo, el gris, la verde botella o el blanco.

En cuanto a joyería, la plata es ideal para invierno y verano. El oro para otoño y primavera.

LA REGLA DEL CONTRASTE Y LA COLORIMETRÍA

¿Qué pasa si quiero resaltar alguna parte de mi cuerpo?
En estos casos usaríamos la técnica del contraste. Es decir, en aquello que queremos resaltar, usaremos una prenda contraria a tu armonía. Por ejemplo, si eres primavera y quieres resaltar tu cara, pelo o parte superior del tronco, puedes usar una prenda como un top en colores oscuros.

Hagamos un resumen para que no se nos olviden las reglas de clasificación:

  • Piel fría + cabello claro= verano
  • Piel fría + cabello oscuro= invierno
  • Piel cálida + cabello claro= primavera
  • Piel cálida + cabello oscuro= otoño

PIELES OSCURAS

Por supuesto no podemos olvidar a las pieles más oscuras. En este caso también se distinguen dos grupos, los cuales tienen que ver con la tonalidad de la piel. Las más claras son tipo nuez y las más oscuras, ébano. Las cálidas cuentan con un subtono rojizo o amarillento, mientras que los fríos tienen un subtono grisáceo o azulado.

Dentro de estas también tendremos en cuenta los parámetros de las estaciones:

  • Tono nuez + piel fría= verano
  • Tono ébano + piel fría= invierno
  • Tono nuez + piel cálida= primavera
  • Tono ébano + piel cálida= otoño 
Colorimetría estaciones
Colorimetría estaciones
Colorimetría estaciones
Colorimetría estaciones
Colorimetría estaciones
Colorimetría estaciones

ESTOS SON LOS COLORES QUE MÁS ESTILIZAN

Ayudar a definir o estilizar ópticamente la silueta también resulta posible gracias al color. A la vez que podemos atraer el foco en determinadas zonas de nuestro cuerpo según juguemos con la combinación de tonos y estampados.

Como bien sabréis, el negro y los tonos neutros y oscuros tienden a reducir visualmente el volumen. Aunque aquí entrarán en juego otros factores como la caída de la tela o el corte de la prenda para que el look realmente nos favorezca.

Un truco habitual es recurrir a colores claros en aquellas zonas del cuerpo a las que quieras aportar volumen y, por el contrario, apostar por tonalidades oscuras si buscas el efecto contrario. Jugar con los contrastes será un buen recurso para sacarte el máximo partido.

IDEAS CLAVE EN COLORIMETRÍA

  • Elección de colores: La colorimetría se basa en la teoría del color, que establece que los colores tienen diferentes propiedades, como el tono, la saturación y la temperatura. Al conocer estas propiedades, podemos elegir los colores que mejor se complementan con nuestro tono de piel, cabello y ojos.
  • Estilo personal: La colorimetría personal puede ayudarnos a descubrir nuestro estilo de color, que es el conjunto de colores que nos favorecen más. Una vez que conocemos nuestro estilo de color, podemos utilizarlo para crear looks que nos hagan sentir seguros y atractivos.
  • Paleta de colores: Una paleta de colores es un conjunto de colores que se combinan armoniosamente. Podemos crear nuestra propia paleta de colores utilizando la colorimetría, o podemos inspirarnos en las paletas de colores de las tendencias de moda.
  • Contraste cromático: El contraste cromático es el uso de colores complementarios para crear un efecto llamativo. Podemos utilizar el contraste cromático para crear looks atrevidos y modernos.
  • Armonía cromática: La armonía cromática es el uso de colores que se combinan de forma natural. Podemos utilizar la armonía cromática para crear looks equilibrados y armoniosos.

Artículos Relacionados

Quitar manchas de vino tinto, hablamos sobre manchas de vino tinto
Descubre la Nueva Tela Repelente de Mosquitos de Ribes & Casals, hablamos sobre repelente de mosquitos
Tela de Saco: Versatilidad y Encanto, hablamos sobre tela de saco
Decoración primaveral, hablamos sobre decoración primaveral
Terciopelo y Semana Santa, hablamos sobre Semana Santa
Alcántara – Novedades en decoración y aplicaciones, hablamos sobre alcántara